JULIÁN  BAUTISTA    
     Compositor de música clásica.
     Nacido en Madrid en 1901 y fallecido en Buenos Aires en 1961.
    
centenario@julianbautista.com.ar    

 

 

 

COMENTARIOS Y ANALISIS 

PUBLICADOS EN VIDA

Elsa Calcagno, revista “La Mujer” de Buenos Aires,  
Marzo de 1941,  
“Julián Bautista, eximio compositor español”.

Este compositor –uno de los mejor dotados entre las nuevas promociones musicales españolas—fue uno de los miembros del llamado “Grupo de los Ocho”, integrado, además, por Bacarisse, Remacha, Rodolfo Halffter, Mantecón, Rosita García Ascot, Pittaluga y Ernesto Halffter, que se constituyó a semejanza del famoso grupo francés “de los seis” como una afirmación renovadora ante la cerrazón, furiosamente conservadora y limitada del ambiente musical hispánico.

Músico temperal nato, Bautista patentizó en sus estudios iniciales de solfeo y de piano (éstos últimos realizados con la excelente profesora doña Pilar Fernández de la Mora), sorprendente precocidad.  Después de unos años de desorientación en sus estudios de armonía, tuvo la suerte de ser incluido entre los alumnos de Conrado del Campo, que imprimió nuevos rumbos a la enseñanza de la técnica musical, sometida hasta entonces en nuestros centros oficiales a una rutinaria ineptitud de procedimientos.

En la clase de Conrado del Campo, Bautista fue condiscípulo de Salvador Bacarisse y de Fernando Remacha, que contagiados de la misma inquietud renovadora, formaron con él el núcleo generador del antes mencionado “Grupo de los Ocho”, constituyendo dentro de él la tendencia que pudiéramos llamar “central” frente a la “meridional” representado por los que como los dos Halffter, Rosita García Ascot y Pittaluga seguían las huellas del andalucismo o del neoclasicismo de Manuel de Falla.

Durante esta época escolar, el joven compositor se sintió ya impelido a elaborar con materia propia lo que en la clase había asimilado y escribió una “Sonata para violín y piano”, un “Cuarteto para cuerdas”, unas “Canciones sobre poesías de Bécquer” y unas “Impresiones sinfónicas”, obras que Bautista destruyó más tarde por considerarlas como meros ensayos.

La influencia de Debussy, inevitable en todo músico con sensibilidad que se haya formado en las primeras décadas del siglo XX, le llevó a captar con aguda habilidad los procedimientos impresionistas y transido de asombro ante la incisiva exquisitez de “Pelleas et Melisande”, puso música a otro poema dramático de Maeterlinck: “Interior”, que constituyó ya un positivo logro artístico revelador de una incipiente, pero auténtica personalidad musical.

A “Interior” siguieron, asimismo bajo el signo impresionista, la “Flûte de Jade” (tres canciones para voz de soprano y piano, basadas en poesías chinas traducidas al francés por Franz Toussaint); “Colores” (seis piezas para piano); “Preludio para un Tibor Japonés” (para orquesta de cámara) y en 1921 aparece en la obra de Bautista una nueva tendencia situada dentro de la tradición española, pero depurada de tópicos localistas y de pintoresquismos fáciles, que se manifiesta de “Dos Canciones” sobre poesías de Gregorio Martínez Sierra, para voz de soprano y piano y en “Juerga”, ballet en un acto que la inolvidable Antonia Mercé, “La Argentina”, estrenó en 1929 en la Ópera Cómica de París.

Durante esta etapa de 1920 a 1930, Julián Bautista escribió también dos “Cuartetos” para instrumentos de arco, que obtuvieron respectivamente, los años 1923 y 1926, el “Premio Nacional” de Música de España, y una “Sonatina-Trío” (1924-1925)  para violín, viola y violoncello.

Dentro de la tendencia vernácula, compuso en 1928 “Preludio y Danza” para guitarra y recientemente (1937), “Tres Ciudades”, canciones para soprano y piano, y para soprano y orquesta, sobre poesías de Federico García Lorca que fueron estrenadas con magnífico éxito en uno de los primeros Conciertos de la “Orquesta Nacional” por la liederista Mercedes Plantada y, asimismo, seleccionados por el Jurado de la Sociedad Internacional para la Música Contemporánea, figuraron en uno de los programas de los festivales celebrados en Londres el pasado mes de Junio, logrando un éxito rotundo.

En el año 1932, Bautista logró el primer premio en el Concurso Internacional de Unión Radio (Madrid) con su “Obertura para una ópera grotesca",  y recientemente su “Seconda Sonata Concertata a Quattro” (1938) para violín, viola, violoncello y piano, ha obtenido, asimismo, el primer premio en el Concurso Internacional de Bruselas, siendo interpretada por el “Quatour Belge à clavier”.

Actualmente reside entre nosotros y es de esperar que en este suelo de paz y libertad, su talento encuentre el ambiente propicio para proseguir su obra.

Volver               

 

 

 

 

|  Contáctenos  |  Agregar Julián Bautista a tus favoritos  |  Imprimir esta página  |  Diseño  | Webmaster   |
Copyright 2001 | Todos los derechos reservados por los herederos de julianbautista.com.ar